domingo, 20 de junio de 2010

Publicaciones científicas y desarrollo económico

Según el SCImago Journal & Country Rank, Perú, con 0.4% de la población, produce el 0.03% del conocimiento científico mundial, lo que significó unas 658 publicaciones en el año 2008. Este número ha crecido respecto a 1996, cuando publicamos 164 artículos que constituyeron el 0.01% del porcentaje mundial. Nuestros artículos han recibido 1,031 citaciones en revistas extranjeras en el año 2008, mientras que recibieron 2,042 en el año 1996, lo que revela que nuestro impacto científico en el mundo ha disminuido notablemente, pues con la cuarta parte de artículos conseguíamos el doble de citas bibliográficas, aunque nunca ha sido significativo.

Medicina es el área que concentró el mayor porcentaje de estas publicaciones, con un 27.19% del total, seguida por Agricultura y Ciencias Biológicas, con un 18.79%. En las áreas claves para el desarrollo como Ingeniería (1.77%), Ciencias de la Computación (1.06%) y Física (1.89%) nuestra producción es pobre comparativamente. Tenemos un porcentaje elevado de colaboración internacional para desarrollar investigación en el Perú, con un 83% de publicaciones conteniendo al menos el nombre de un autor extranjero, siendo por regla general mucho más elevado para las áreas de Ciencias Naturales e Ingeniería; por ejemplo, de 100% para Ciencias de la Computación. Las áreas en las que, respecto al resto del mundo, investigamos en mayor cantidad, son Ciencias Planetarias y de la Tierra (puesto 55) y Artes y Humanidades (puesto 56) (esta última es el área en la que menos investigan los países desarrollados). En Ingeniería, Física, Química, y el resto de ciencias naturales estamos por debajo del puesto 90 en el mundo, y éstas son, por el contrario, las áreas en las que más se investiga en los países desarrollados.

Tenemos una afición a compararnos con Chile, y en este artículo no escaparé a la tentación de hacerlo. Chile produjo 4,932 papers en el año 2008, o un 0.26% del total mundial, lo que va de acuerdo al tamaño de su población, ubicándolo en cuarto lugar después de Brasil, México y Argentina en Latinoamérica. Este número se ha triplicado respecto a 1996, pero el número de citaciones extranjeras que han recibido sus artículos ha disminuido, pasando de 22,441 a 5,224, lo que revela que, como en nuestro caso, su impacto en la comunidad científica internacional está disminuyendo. Chile tiene las mismas prioridades de investigación que nosotros: Medicina (16.17%) y Agricultura y Ciencias Biológicas (12.51%), y ha cuadruplicado sus prioridades en Ingeniería (6.93%), y Física (7.16%), y sextuplicado su participación en Ciencias de la Computación (3.09%), respecto a 1996, lo que indica al menos una tendencia a cambiar de intereses.

Con 8% de la población mundial, Latinoamérica produce el 3.4% de las publicaciones científicas, estando sólo por delante del Medio Oriente y África. Brasil es sinónimo de Ciencia en esta región del mundo, pues sus 33,074 publicaciones constituyeron más de la mitad de este porcentaje, y lo ubican en el puesto 14 a nivel mundial. Brasil tiende a necesitar mucho menos de la colaboración de otros países, pues sólo el 33.01% de sus publicaciones tienen el nombre de un autor extranjero, probablemente por su tendencia a publicar en portugués. Las prioridades científicas de Brasil son, sin embargo, similares a las de Chile.

Las prioridades de investigación científica de los países que recientemente han dejado de ser subdesarrollados son, en cambio, muy distintas, y su volumen de publicaciones también lo es. Los cuatro países llamados Tigres Asiáticos, que caen bajo esta categoría, son un ejemplo. Taiwán, con una población un poco más pequeña que la nuestra, comprimida en un territorio 40 veces menor, produce la misma cantidad anual de artículos científicos que Brasil. Sin embargo, sus áreas de mayor investigación son diferentes: Ingeniería (16.73%), Medicina (13.45%), Física (9.4%), Ciencia de Materiales (8.26%), Bioquímica, Genética y Biología Molecular (8.08%) y Química (7.07%). La investigación en las áreas de Ciencias Sociales, Arte y Humanidades, Agricultura y Ciencias Biológicas, y por último, Administración, Negocios y Contabilidad suma un 6%, pero eso no impide que, por ejemplo, este país ocupe el puesto 9 a nivel mundial en este último rubro. La combinación de cantidad, una buena elección de prioridades y un buen balance entre las diversas ciencias naturales ha llevado a este país a la industrialización, aunque, por supuesto, también se necesita calidad, que no se mide en estas estadísticas. La presencia de autores internacionales en sus publicaciones es muy baja, de sólo 22.10%, lo que suele darse en países que han alcanzado la llamada “masa crítica” de científicos. Todos los Tigres Asiáticos comparten estas características.

Pasemos ahora a ver países considerados desarrollados, por una inclinación histórica superlativa hacia las ciencias naturales. Los rankings de publicaciones científicas colocan a los países prácticamente en los mismos puestos que estarían en un ranking de PBI: los ricos publican más, los pobres muy poco. Japón publicó 98,768 papers en el 2008 (puesto 5, 5.24% del total mundial), cantidad que ha sufrido pocas variaciones en los últimos 6 años. Esto es normal en todos los países desarrollados de economías gigantes: siempre han estado interesados en Ciencia con la misma vitalidad. Japón tiene 3 áreas principales de investigación, según el porcentaje de publicaciones: Medicina (17.61%), Bioquímica, Genética y Biología Molecular (12.92%) y Física (11.09%). Los autores son nacionales en su mayoría, teniendo sólo el 27.59% de las publicaciones un autor internacional en colaboración con nacionales.

Estados Unidos, para mantenerse como la economía más grande del planeta, lidera los rankings de todas las áreas de investigación, seguido en la mayoría de ocasiones por China. Con 4.3% de la población mundial, EE.UU. ha producido casi 4.5 millones de artículos científicos en los últimos 12 años, la mayoría de ellos sin colaboración internacional (sólo el 32% la necesitaron el 2008), y sin embargo, han sido citados 72 millones de veces por autores extranjeros en sus propios artículos. Aunque ha producido tanto como Reino Unido, Japón y China y Alemania, y su producción se mantiene constante, su hegemonía a nivel mundial está a la baja, acumulando en 1996 el 28.47% de los papers mundiales, y luego, en 2008, sólo el 19.8%. Por otro lado, según el número de publicaciones totales, China ha ocupado el segundo puesto desde el año 2004, estando en 1996 en el puesto 9, y desde ahí progresivamente superando a países como Reino Unido, Alemania, Francia y el propio Japón. India ha subido desde el puesto 13 en 1996 hasta el puesto 9 en el 2008. Estos dos países son peculiares en sus intereses. Mientras que China da prioridad a Ingeniería (20.03%), Ciencia de Materiales (10.18%) y Física (9.07%), India investiga más en Medicina (14.38%), Bioquímica, Genética y Biología Molecular (9.58%) y Física (8.51%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada