sábado, 9 de mayo de 2009

Copenhague

Copenhague es el nombre de una obra teatral que se estrenó ayer jueves 7 de mayo en el teatro La Plaza ISIL en Larcomar, y que seguirá exhibiéndose hasta el 23 de junio. Las entradas están a la venta en Teleticket de Wong y Metro y cuestan 45 soles de jueves a domingo, y 35 soles los lunes y martes, y las funciones son a las 8 de la noche. La directora es Marian Gubbins. El personaje del físico Niels Borh es interpretado por Alfonso Santistevan, el del físico Werner Heisenberg es interpretado por Gerardo García Frkovich , y Bertha Pancorvo encarna a la esposa de Borh, Margrethe Bohr (para ver entrevistas a la directora y los actores, puedes echar una ojeada a este video:









Copenhague trata acerca de qué es lo que posiblemente dialogaron Niels Bohr y Werner Heisenberg en la casa del primero (en la ciudad del título de la obra), cuando Dinamarca estaba ocupada por los nazis, y Heisenberg trabajaba como un miembro esencial del programa nuclear alemán, mientras que Borh, danés y mitad judío, era más bien un pacifista. La historia oficial nos dice que luego de que Borh y Heisenberg tuvieron esta reunión, nunca más se hablaron de una manera amistosa. Y que salieron por un rato fuera de la casa de Bohr para evitar ser escuchados por la policía política, la Gestapo. El resto ha quedado a la especulación.



Michael Frayn, quien escribió la obra, imaginó el diálogo que podrían haber tenido, e incluyó en escena a la señora Bohr, como moderadora, pero con una precisión del contexto histórico que ha sido alabada tanto por científicos como historiadores. La puesta en escena es básicamente una imagen de un átomo, o de partículas en el espacio, sin entradas ni salidas: Margrethe Bohr representa un núcleo atómico, y está en casi toda la obra sentada en el centro de un círculo; Niels Bohr es un electrón y se mueve alrededor del círculo, y Werner Heisenberg es un fotón, y con su silla entra y sale del círculo y se mueve por todos lados.



Se discute acerca de hasta qué punto puede llegar el patriotismo, acerca de la ciencia y la ética, acerca de los límites de la ciencia. Como casi todos los físicos famosos, Bohr y Heisenberg han tenido una vida extraordinaria y llena de sucesos inverosímiles, y eso también se explota en la obra. Son usados como analogías los temas de la Bomba (en referencia a la bomba atómica), el Papa (el apodo de Bohr, por su autoridad en la Física), la incertidumbre (el Principio de Incertidumbre fue descubierto por Heisenberg), la complementariedad (Bohr usó este concepto en la Interpretación de Copenhague de la Mecánica Cuántica, para decir que no se podía entender la naturaleza del electrón si uno no puede observarlo como onda y como partícula a la vez), las barras de control (ayudan a controlar la fusión nuclear, y hay mucho que decir sobre "control" en la obra), la muerte de uno de los seis hijos de Bohr, ahogado mientras navegaban. Se mencionan a más de 20 físicos a lo largo de la obra.



El drama de Frayn ha tenido mucho éxito. Desde 1998, ha tenido más de 300 presentaciones en Londres, y 326 en Brodway. Ha ganado tres premios Tony: a Mejor Obra Teatral, a Mejor Actriz y a Mejor Dirección, y muchos otros premios a mejor obra teatral (Drama Desk Award for Best New Play, New York Drama Critics' Circle Best Play, Evening Standard Award for Best Play y Prix Molière).



La obra ha sido llevada también a la TV por la BBC (http://www.bbc.co.uk/bbcfour/cinema/features/copenhagen.shtml). Daniel Craig interpretó a Heisenberg, Stephen Rea a Niels Bohr y Francesa Annis a Margrethe Bohr.



En los países latinoamericanos donde se presentó, la acogida también ha sido buena. Algunas críticas e información sobre la obra pueden se dan en los links a continuación:



En Chile: http://divulgamat.ehu.es/weborriak/cultura/Teatro/Copenhague.asp y http://ischuller.ucsd.edu/copenhague/teatro.htm

En Argentina: http://www.clarin.com/diario/2002/05/06/c-00611.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada