miércoles, 8 de abril de 2009

El partido Horna-Roddick

Me gusta el tenis. Juego desde los 14, y ahora juego casi diariamente. Así que, si tengo tiempo, escribiré algunas notas sobre tenis.

Ayer pudimos disfrutar de un partido de exhibición entre Lucho Horna y Andy Roddick. El partido lo ganó Roddick, por un doble 6-4, sacando a tres cuartos de velocidad y jugando para divertir al público en un algunos momentos. Horna no llegaba bien al partido, hay que decirlo, mermado por un virus que lo hizo renunciar en el challenger de Nápoles. No estuvo en un gran nivel en el partido, pero por ser una exhibición, se le perdona. Además, tuvo la desventaja de que se jugara en cancha sintética, pues a él le favorecen las pistas de arcilla.
El evento fue televisado por Frecuencia Latina, y tuve la oportunidad de verlo, al menos parcialmente, porque a las 9:30 de la noche jugaba la U, y ni modo, ya teníamos un acuerdo con mi hermano sobre los "derechos de la televisión".

Roddick se prestó al show, regalando dos raquetas, jugándoles bromas a los recogebolas y haciendo un par de puntazos que hicieron que la gente exclamase "¡ohhhh!". Por momentos también apretaba el acelerador, cuando Lucho estaba a punto de quebrar, sacando esos bombazos de más de 200 km/h a los que nos tiene acostumbrados en el circuito profesional.

Felicito a los empresarios que trajeron a Roddick por la excelente organización que se vio en en el evento, y por traerlo en primer lugar. Y felicito al público limeño por premiar su esfuerzo con su asistencia. Espero que estas exhibiciones se realicen más seguido, y sea posible ver a Nadal, Federer o Djokovic por estos lares.



Roddick jalándose el polo. El rito de siempre luego de que gana un punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada