domingo, 12 de abril de 2009

El proyecto Steve

El Discovery Institute (quien apoya el Diseño Inteligente, es decir, que la vida surgió por acción de un ser superior que la diseñó tal como la vemos ahora hace no más de 10 000 años) publicó el 2001 "A Scientific Dissent From Darwinism", que declaraba "Somos escépticos respecto a las afirmaciones que sostienen que las mutaciones aleatorias y la selección natural puedan explicar la complejidad de la vida. Se debe alentar a que se realice un examen cuidadoso de la evidencia sobre la teoría darwiniana". El documento, hasta agosto del 2008, había sido firmado por 761 "científicos". Muchos de ellos han sido desacreditados por su incompetencia o inexperiencia profesional en el tema (varios por no ser siquiera biólogos) , y unos pocos porque sus acreditaciones "científicas" son cuestionables. La declaración del manifiesto también ha sido criticada, pues se podría pensar que la "teoría darwiniana", ampliamente criticada por la mayoría de científicos, es equivalente a la moderna "teoría de la evolución", aceptada por la casi totalidad de la comunidad científica, cuando no es así. Así, algunos de los firmantes de la lista podrían ser científicos serios que leyeron el manifiesto y firmaron porque se refería a la teoría darwiniana, que en su momento necesitó un cuidadoso examen.

En respuesta a este documento, y en tono de burla, el National Center for Science Education comenzó en febrero del 2003 el Proyecto Steve. Se trataba de una lista de todos los científicos llamados Steve (o Esteban, o Stephanie, o Stefan) que apoyan la evolución. En los primeros 10 días se consiguieron 100 firmantes, que era la meta inicial. Para abril del 2007, lo habían firmado 800 científicos, superando así la lista del Discovery Institute. El Steve número 300 fue el físico Stephen Hawking. Para el 26 de marzo del 2009, la lista alcanzaba los 1080 firmantes (a pesar de que sólo el 1% de la población estadounidense se llama Steve o tiene nombres similares), siendo el 51% biólogos, por lo que se superaba largamente la lista proveída por el Discovery Institute (la lista completa puede ser vista acá, junto con el Steve-o-meter http://ncseweb.org/taking-action/list-steves). La intención y objetivo del Proyecto Steve era que no se quería confundir al público haciéndoles pensar que la validez de las teorías científicas es resuelta a través de quién tiene la lista con la mayor cantidad de personas. La ciencia no funciona así.

En 1987, un estimado daba que sólo 700 científicos daban veracidad al creacionismo, mientras que 480 000 científicos de las ciencias de la vida y las ciencias de la Tierra, sólo en Estados Unidos, apoyaban la teoría de la evolución. En octubre del 2005, Joe Brandon salió a manejar y recolectó 7733 firmas de científicos verificables en sólo cuatro días apoyando un manifiesto que apoyaba la teoría la evolución (A Scientific Support for Darwinism) y un manifiesto titulado "Que las escuelas públicas no enseñen el Diseño Inteligente como ciencia". Durante esos 4 días el ritmo con que reunió las firmas fue 697 000% más rápido que con el que reunió sus firmas el Discovery Institute.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada